Áñez reivindica su gestión y fustiga la de Morales

Delante de su gabinete de pie en las gradas del edificio republicano y arropada por jefes militares y policías en indumentaria de campaña, y miembros del grupo llamado Resistencia adentro y afuera del edificio, Áñez repasó los episodios de su llegada al poder, sin dejar de llamar a Morales autoritario.

La Razón Digital / Rubén Atahuichi / La Paz

13:25 / 22 de enero de 2020

En un discurso de media hora en ocasión del Día del estado Plurinacional, la presidenta transitoria Jeanine Áñez reivindicó este martes la constitucionalidad de su gobierno, la “pacificación” del país y los logros de su corta gestión”, y fustigó a la administración de Evo Morales.

“No ha sido fácil, pero lo hemos logrado”, dijo la mandataria en un acto especial en el Palacio Quemado, a diferencia de su antecesor, que solía celebrar esta fecha con un informe ante la Asamblea Legislativa en la sede de este órgano.

Delante de su gabinete de pie en las gradas del edificio republicano y arropada por jefes militares y policías en indumentaria de campaña, y miembros del grupo llamado Resistencia adentro y afuera del edificio, Áñez repasó los episodios de su llegada al poder, sin dejar de llamar a Morales autoritario.

Cuando en noviembre sufríamos un “estado de convulsión muy grande fomentado por quienes se resistían a escuchar la decisión de los bolivianos me encomendé a Dios y para que me iluminara”, dijo, ante el aplauso del auditorio en el que también se encontraba la representación diplomática acreditada en el país.

Añez se proclamó sucesora de Morales la noche del 12 de noviembre del año pasado, dos días después de que el exmandatario renunciara a sus funciones presionado por protestas en el país y a la sombra de un informe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que detectó graves “irregularidades” en las elecciones del 20 de octubre.

“Y es que en la crisis más grande que vivió Bolivia en su era democrática se produjeron actos que solo pueden calificarse de terrorismo. Así fue. Por ejemplo, la instructiva para cercar las ciudades con el objetivo de matar de hambre a sus habitantes o cortarles el agua, o el llamado a organizar milicias armadas para acabar con quienes no piensan igual”, recordó la mandataria.

En su alocución transmitida por algunos medios de información luego de que el Gobierno levantara la obligatoriedad de la difusión de estos actos dispuesta por la administración anterior, Áñez cuestionó duramente la gestión de Morales en varios aspectos. “Nos mintieron durante 14 años sobre el real estado de la economía, de las reservas de gas y de la producción de los recursos naturales. Nos entregaron un país con seis años continuos de déficit fiscal y cinco años de déficit comercial”, lamentó.

“Bolivia tuvo en estos 14 años cinco veces más ingresos, pero los bolivianos no tenemos cinco veces mejor salud ni mejor educación ni mejores empleos”, cuestionó Añez, vestida para la ocasión con un traje de color verde, en un atril al pie de las gradas del hall del Palacio Quemado.

Pero donde más concentró fue en el apunte de “centenares casos de corrupción sin ninguna responsabilidad”. Citó el caso del Fondo Indígena, la construcción de la planta de urea y amoniaco en Bulo Bulo o la administración de la estatal de telecomunicaciones Entel.

“Hemos actuado para destapar las ollas de corrupción del gobierno pasado y lo que hemos descubierto es lamentable: el abuso de poder para usar recurso públicos a favor de un partido político y financiamiento con dinero boliviano a partidos extranjeros, entre otras cosas. Eso es realmente bochornoso”, dijo Áñez.

En la descripción de su gobierno de 72 días, citó varias acciones, entre las principales la “pacificación” del país. Recordó la disposición del 10% del Presupuesto General del Estado (PGE) para el ítem de salud, la reducción de tarifas eléctricas para unos dos millones de beneficiarios y la lucha contra el narcotráfico.

Sobre lo último, dijo: Vamos a tener “mano dura contra el narcotráfico y el narcoterrorismo, sin ceder espacios ni retroceder en ese camino”.

Destacó el consenso que consiguió con la Asamblea Legislativa Plurinacional para la convocatoria a nuevas elecciones, el 3 de mayo, y la conformación del nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) e insistió en que Morales “es el autor del fraude”.

Así, reivindicó el papel de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana en este proceso. Vamos a tener “voto resguardado”, para el que “el voto sea respetado”, dijo.

“Se podrá elegir sin miedos ni temores” al próximo gobierno, insistió.

También garantizó la continuidad de “todos los proyectos comprometidos, siempre en el marco de la ley”.

Senadora antes, Áñez gobernará el país hasta la asunción del gobierno que emerja de las elecciones del 3 de mayo o la segunda vuelta de más adelante. Su mandato, como el de la Asamblea Legislativa y los gobiernos subnacionales, fue prorrogado mediante ley previamente respaldada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). (22/01/2020)

La presidenta Jeanine Áñez brinda su mensaje desde Palacio de Gobierno . Foto: Prensa Palacio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *