El ECDC apunta que ómicron BA.4 y BA.5 provocarán un aumento de casos en Europa «en las próximas semanas»

Señalización del área de pruebas PCR en el Laboratorio de Microbiología del Hospital público Gregorio Marañón, a 31 de mayo de 2022, en Madrid (España). El centro hospitalario, junto a otros cuatro en la región, ha comenzado a realizar pruebas PCR para la viruela del mono. Según los últimos datos a fecha 30 de mayo, la Comunidad de Madrid registra 76 casos confirmados de los 120 casos de viruela del mono en toda España. 31 MAYO 2022;PCR;VIRUELA;MONO;GREGORIO MARAÑON;MADRID Eduardo Parra / Europa Press 31/5/2022

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) – El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha apuntado que las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5 se convertirán en «dominantes» en toda la Unión Europea, lo que «probablemente dará lugar a un aumento de los casos de COVID-19 en las próximas semanas».

A través de un informe, el ECDC explica que en la mayoría de países europeos se han detectado proporciones «bajas» de BA.4 y BA.5, aunque «en muchos de ellos se ha producido un aumento en las últimas semanas». De hecho, en Portugal, BA.5 se ha convertido en la variante dominante, con el consiguiente aumento de casos.

El ECDC explica que la magnitud del aumento de los casos dependerá de varios factores, como «la protección inmunitaria contra la infección, influida por el momento y la cobertura de la vacunación; y el alcance, el momento y el panorama de variantes de anteriores oleadas pandémicas».

En cualquier caso, detallan que «no hay pruebas» de que las variantes BA.4 y BA.5 se asocien a una mayor gravedad de la infección en comparación con las variantes BA.1 y BA.2, actualmente las mayoritarias en circulación.

«Sin embargo, al igual que en las oleadas anteriores, un aumento de los casos de COVID-19 en general puede dar lugar a un aumento de las hospitalizaciones, los ingresos en la UCI y las muertes», advierte el organismo europeo.

Por ello, piden a los países que permanzecan «atentos» a las señales de aparición y propagación de las variantes BA.4 y BA.5; mantengan la sensibilidad y representatividad de las pruebas y la vigilancia genómica con la notificación oportuna de las secuencias; y refuercen los sistemas de vigilancia centinela.

«Los países deben seguir vigilando las tasas de casos de COVID-19, especialmente en personas de 65 años o más, y los indicadores de gravedad, como las hospitalizaciones, los ingresos en la UCI, la ocupación de la UCI y la muerte», resumen.

También recuerdan que es «prioritario» mejorar la aceptación de la vacuna y de la primera dosis de refuerzo en las poblaciones que aún no la han recibido. «Se espera que sean necesarias dosis de refuerzo adicionales para los grupos con mayor riesgo de enfermedad grave, en previsión de futuras oleadas», puntualizan.

Las variantes BA.4 y BA.5 se detectaron por primera vez en Europa en marzo. Portugal fue el primer país que observó un aumento significativo de casos y de la proporción de una de estas dos variantes (BA.5). A partir del 30 de mayo, BA.5 es la variante dominante en Portugal, con una proporción estimada de alrededor del 87 por ciento. Sin embargo, los datos de semanas recientes avanzan que puede haberse alcanzado el pico de la ola de BA.5.

En las últimas semanas, se ha observado un aumento de la proporción de infecciones por BA.4 y BA.5 en muchos países europeos, entre ellos España, Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos y Suecia.

En particular, en Bélgica BA.5 alcanzó una proporción estimada del 19 por ciento y BA.4 representó el 7,5 por ciento de los genomas secuenciados. En España, BA.4 y BA.5 representaron más del 10 por ciento de las muestras analizadas por PCR específica de variante en 10 comunidades autónomas durante las últimas semanas, con una amplia variación entre CCAA. En Países Bajos, BA.5 alcanzó una proporción del 8 por ciento, mientras que BA.4 se detectó en una proporción cercana al 5 por ciento.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.