Ir Arriba

septiembre 23, 2022

Larrea: “El médico tiene el rol de cuidar, tratar y salvar una vida; valoremos esta gran labor»

Preside el Colegio Médico de Bolivia desde hace un año. Hace poco fue también electo como presidente de la región Andina de la Confederación Médica Latinoamericana y Del Caribe (CONFEMEL)

Luis Orlando Larrea García (LR) intercala su apretada agenda entre la dirigencia, la academia, su trabajo en la unidad de emergencia del Seguro Social Universitario (SSU) y su rol familiar. Preside desde mayo de 2021 el Colegio Médico de Bolivia que agrupa a más de 40.000 profesionales médicos de los nueve departamentos y, desde este año, es también presidente de la región Andina de la Confederación Médica Latinoamericana y Del Caribe (CONFEMEL) que tiene entre sus afiliados a profesionales de Colombia, Chile, Perú, Ecuador y Bolivia. Asegura que, cada año más de 3.000 jóvenes se gradúan de médicos en las universidades públicas y privadas y salen a buscar empleo a un mercado muy competitivo y que demanda especialización.

1. Si haríamos una tomografía del sector médico en Bolivia ¿Qué encontraríamos?

LR. La salud del país lastimosamente no ha recibido mucho apoyo de las autoridades. Aproximadamente desde el 2010, hemos demandado mejor infraestructura, mejores condiciones a través de un proyecto y, hasta el momento, no hemos recibido una respuesta positiva. Pese a esto, el profesional médico está bien formado y, pese a las condiciones que tenemos en el sistema público, trabaja bien y responde a las exigencias. El SUS (Sistema Único de Salud) ha mostrado estas debilidades ya que, el paciente tiene que comprar sus propios medicamentos, pagar sus exámenes complementarios, hacer fila y esperar horas, días y semanas para una ficha con el especialista.

2. ¿Cuántos médicos matriculados ejercen la profesión en Bolivia? ¿Cuántos están en el sector público?

LR. No tenemos mucha información al respecto. Estamos realizando una nueva carnetización. Como datos generales tenemos unos 20.000 médicos en el sistema de salud boliviano, pero el desempleo es grande. Tenemos aproximadamente unos 50.000 médicos que no tienen empleos y otros que no tienen opciones para su especialización. El Colegio Médico está tratando de recopilar estos datos para tener mejores propuestas.

3. Cada año ¿cuántos médicos más se añaden al sistema?

A nivel nacional tanto en universidades públicas como privadas se añaden unos 3.000 médicos. El Colegio Médico de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba tiene, como ejemplo, entre 15.000 a 18.000 afiliados. Actualmente el Colegio Médico de Bolivia cuenta con unos 45.000 profesionales afiliados a todos los colegios.

4. ¿Cuáles cree que son los principales desafíos de ser médico en Bolivia?

LR. La medicina es una carrera muy linda cuando se tiene una vocación de servicio y se proyecta los frutos que se puede alcanzar. Cuando uno sale de médico se enfrenta, sin embargo, a una realidad diferente porque después de los seis años de arduo estudio, recién empieza el ciclo de especialización. Aquí es donde el médico joven se frustra porque no hay oportunidades. Hay muchos médicos que han optado por una segunda profesión y pese a esto, les cuesta encontrar trabajo. El empleo surge en la seguridad social o el sistema público. En la parte privada se necesita ser especialista y tener capital para traer tecnologías. El que sale tiene que tener una subespecialidad y un ingreso para seguir capacitándose. Nunca se deja de estudiar.

5. ¿Cómo ha visto la automedicación en el país? ¿Qué ocasiona?

LR. La automedicación lo hace tanto el paciente y el sistema. Alguien que va al médico en el sistema público y no encuentra una ficha para tratar una patología lo primero que hace es acudir al amigo, al vecino para contarle su dolencia y este le dice lo que debe tomarse. Eso es falla del sistema. Sería diferente si cada persona resuelve su problema de salud de manera satisfactoria con mucha más celeridad.

6. ¿Qué efectos ocasiona en la salud el consumo de medicamentos de contrabando?

R. Desde todo punto de vista el contrabando es negativo. Por un lado, no sabemos la concentración y los procesos que ha seguido ese medicamento si cumple o no con el principio activo. Creemos que el médico debe recetar algo que le haga bien al paciente y que garantice su mecanismo de acción. Todo esto también está relacionado con una verdadera política de salud.

7. ¿Cómo cree que las familias en el país pueden prevenir múltiples enfermedades?

LR. La pandemia nos ha enseñado mucho en temas de salud. Durante las olas, La población se cuidaba porque sabía lo que el COVID podría ocasionar. Pero una vez han visto que esto puede ser controlado, hemos vuelto a los hábitos de antes. Las enfermedades que están apareciendo hacen que cada persona individual tenga que tomar medidas específicas para su propio bien como lavarse las manos, comer bien, hacer ejercicio. Se debe trabajar mucho en los colegios con los estudiantes sobre estos temas.

8. ¿Cómo afrontó el COVID?

LR. Hemos estado en primera línea. El Colegio Médico sugirió el uso del barbijo, que cierren fronteras y no nos hicieron caso. Vimos también las deficiencias en el sistema de salud. Como profesionales estuvimos atendiendo a pacientes durante las cuatro olas y como individuos perdiendo familiares por la desprotección en los centros de salud.

9. ¿Qué se viene como tendencia para el sector médico en cuanto a tecnologías?

R. La tecnología si bien nos ha ayudado mucho, aun no está legislada. No es lo mismo atender por una pantalla que viendo, tocando, conversando. Sin duda vendrán nuevas innovaciones para ser más certeros en nuestros diagnósticos. El médico tiene que capacitarse. Si viene de hace 30 años y no usa bien la tecnología tendrá menos competencias para el ejercicio profesional.

10. ¿Cuáles son las bendiciones de ser médico en Bolivia?

LR. Creo que es una bendición ser un instrumento para salvar una vida. Tenemos a Dios de nuestro lado, porque en las condiciones que trabajamos nadie podría pensar que se puede actuar tan bien. Un médico boliviano destaca en el extranjero. Han salvado vidas, como por ejemplo con el minero que perdió el abdomen porque hubo un equipo de médicos que supo trabajar de manera conjunta. Tenemos colegas que han salido del país y se han quedado allá como jefes de servicio, directores de hospitales so jefes de programa. El estudio que han obtenido aquí les sirve para defenderse en el exterior. Te sientes satisfecho con lo que sabes, con lo que actúas y te sientes satisfecho de salvar vidas.

11. ¿Cómo se puede trabajar en sinergia entre el sector médico, el sector público y el privado?

LR. El Médico lo que necesita son mejores condiciones y una mejor valoración. Tenemos profesiones administrativas que ganan mucho más que un médico. El medico que trabaja en dos lugares es ajusticiado. El médico que ha salido del país para capacitarse y ha invertido su tiempo, sus años y sus recursos y retorna no siempre es bien valorado. El médico por eso no se queda en Bolivia porque en otros países va tener mejores condiciones. El médico sigue teniendo muchas trabas en cuanto a condiciones.

12. ¿Qué proyectos está gestionando el Colegio Médico para beneficio de los profesionales?

R. Estamos invirtiendo en tecnologías, capacitación y realizando actividades de coordinación internacional. Se ha avanzado en cuanto a la actualización y en lograr la unidad del Colegio. Somos el ente matriz que tiene a los 9 presidentes reunidos y se busca la fortaleza del sistema. Durante este año, como Colegio Médico de Bolivia hemos organizado más de 100 capacitaciones a través de una plataforma que pueden gestionar desde los colegios departamentales. A nivel de todos los colegios hemos superado las 1.000 capacitaciones.

13. ¿Qué le puede decir a sus colegas médicos a propósito de su día?

LR. Quiero agradecerles primero por elegir esta profesión. Segundo me honra ser el presidente y espero no defraudarlos. Y lo principal que queremos lograr es la unidad. Quiero decirle a aquel médico en provincia, ciudad, que está desempleado o está empezando a estudiar Medicina esta es una de las mejores profesiones porque tenemos el rol de cuidar, tratar y salvar una vida. De eso tenemos que estar orgullosos. No se han equivocado de profesión. Están a la par de cualquier médico internacional y quiero desearle que Dios siempre les dé sabiduría en sus actividades diarias.

Si quieren conocer más detalles sobre INTI, la alianza y sus productos puede visitar:

Sobre INTI:

Droguería INTI es una las principales empresas farmacéuticas de Bolivia, líder indiscutible de su campo, con la mayor estructura industrial integral avalada por las normas de Buenas Prácticas de Manufactura BPM. Lleva 86 años de servicio continuo en el país. Cuenta con la mayor estructura industrial integral avalada por las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) y Buenas Prácticas de Almacén (BPA). Genera miles de empleos directos e indirectos en el país además de llevar salud a todo el país. Durante los últimos años INTI ha recibido importantes reconocimientos como el Premio a la Excelencia Profesional Paul Harris, la Condecoración Avelino Siñani-Elizardo Pérez por su aporte al sector, además del Premio Empresarial La Paz Líder. INTI es gestora del programa “Empresa Segura” que promueve cero tolerancia hacia la violencia contra las mujeres.

Prev Post

Incursiona desde tu smarwacht favorito mientras haces deporte

Next Post

Nuevo canal de atención “Video Banca del BNB” permite a…

post-bars
Mail Icon

Boletín

Get Every Weekly Update & Insights

[mc4wp_form id=]

Leave a Comment